25.10.11

Dactil, tactil

Queramos o no, se hace necesario volver a las raíces, a aquello que nos cobijó en momentos de espanto y de enriquecimiento.

Una vez más una página se dio vuelta en el libro. Unas huellas dactilares quedaron grabadas, y es momento de decir stop, quiero un respiro. Necesito abstraerme un tiempo, echar raíces, palpar, sentir, mirar desde afuera, externamente, abrazar lo interno, caminar a paso firme y aferrarme a mí.
Ya sacaron parte de lo peor de mi. Descubrí a la Amaranta que se ocultaba, la que vivía y a ratos aparecía en sueños, la que miraba la luna deseando que su deseo se hiciese realidad.
Ahora es tiempo de equilibrarme con lo nuevo, con lo que se incorporó en mi disco duro, con aquello que me entregó alegrías, que sacó lágrimas, que me quitó temores, que me entregó paz y dicha, que me quitó inseguridades y agregó otras, que me dio sueños y esperanza, aquello que quise tener a mi lado, que se hizo presente a ratos, pero que en las profundidades del abismo no era más que un mísero espejismo.


Huella que acaba formando un espiral, un tornado de emociones, ideas, sentimientos y riqueza necesarios para crear mi propio libro.

28.12.10

Notre Dame

Hace un tiempo, la necesidad de algo diferente brotaba por sus poros. Era como una especie de ambiente que calaba ondo y profundo, que a ratos hacía doler los huesos y sentir vacío. Ese vacío del nada, donde ni una piedra rebotaba en sus profundidades.

Que asco de vacío. Es esa sensación en que todo te duele, cuando el corazón duele. Cuando tienes ganas de correr y gritar, pero las fuerzas ya se han ido. Bien a fondo, todos sabían que eso era una idiotez, pero para ella... era imposible verlo, apreciarlo, controlarlo. Solo sentía, intentaba escaparse de esa atmósfera podrida y asqueante... pero no había caso. La succión seguía su curso, junto a noches solitarias con un dejo de esperanza, ¡de que algo pasara!, que algo le detuviera, que algo le diese vuelta la cara y lograse captar el más mínimo, ínfimo y simple detalle, algo diferente, algo con encanto, algo con cariño, algo armonioso.

La flor ya está seca, intacta en un vaso con agua. Los pétalos morados no han caído del todo. Se imagina al ciclista dando vueltas aún por Seminario, ese que apareció del fondo de la calle, y que con un simple "para tí", logró provocar esa sensación anhelada que yacía oculta, olvidada, botada, extinta.
Esa flor sobrevivió a una de esas casi siempre locas noches en el bar, atrapada en el bolso sin poder respirar, tal como se encontraba ella al principio de esa catástrope introspectiva, apagada y somnolienta, esa que trae consigo pensamientos dark que no valen la pena.
Esa flor hace recordar El Jorobado de Notre Dame, la historia de la flor encerrada en una cápsula de vidrio aguardando morir... cuando más que la espera por volverse alimento de gusanos, es más valioso el camino por volver a nacer, por volver a y a , por preferir flotar en las maravillosas aguas del vaso mitad lleno, y respirar el delicioso aire de la parte mitad vacía. El equilibrio perfecto...
.
..
... cela que je déteste quand il me s'échappe des mains

21.10.10

Special

Me gustaría que las cosas fluyeran... esperar nada especial, pero que ocurriera algo que me dejara pa dentro, algo que me mantuviera boquiabierta por un buen rato. Algo que le diera algo de movimiento a la vida, que a estado tan peeeeenca en este último tiempo. Algo novedoso y llamativo... something special.
Si lo busco, no tiene gracia... si lo genero, menos... ¿será por eso que no pasa nada especial?. ¿Tendré que rasguñar ciertas piedras para que aparezca ese hado mágico que me haga bailar un buen rato?
Si te quedas sentado esperando, nada pasa, pero si te quedas sentado mirando, algo por ahí puede llamar la atención, y de ser así, las patitas pueden ir solas a buscarlos, como cuando se corría por una mariposa, un gato, un perro, o lo que sea... whatever.
Puede que tampoco haya receta para tamaña idea... pero ¡algo tiene que haber!
Que ganas de reírme por algo estúpido, algo sin sentido, algo sin forma... reír, no pasarlo mal ni querer azotar la cabeza contra lo primero que veo...
No tiene por qué ser un mino... sino sólo algo que me haga ser feliz... again... likes...

28.3.10

Pana

Caímos a lo mismo de siempre. ¿Será que las cosas se repiten?. Dicen que de la vida se aprende, pero pasar por lo mismo nuevamente, no tiene gracia para nadie.
Totalmente idéntico no es, pero esa sensación interna extraña ya la conoce. Ese dejo amargo que se repite constantemente, seguido por infinitos deseos como querer patalear en una piscina sin fondo... un mar de expresiones intransferibles que permanecen allí.
Insta a pensar en el por qué. Ni idea sobre qué es lo que hace mal. Es inevitable pensar en que existe algo. Una grieta, una pata coja... algo.
Y a quien dirijirse, dónde ir, a quién comunicar. Justamente llegó el otoño, y no desea ver la lluvia caer con el maquillaje corrido y un café o un cigarrillo en la mano. Mentira... de seguro serán ambas cosas.

Patético...

19.8.09

Soporte

Debiera andar de lo más soft, tal Alicia dando saltos por las praderas. Quisiera de verdad creérselas y darse el tiempo de salir... (y eso que sabe que la vida no es tan acotada). Ya en la última batalla cuesta nada jugárselas por ganar, no debira haber motivo para querer tirar la esponja. Considerando que hace unos 5 años se encontraba metida en medio del lugar equivocado, y viendo aún más que al parecer estaba equivocada, el orgullo y/o satisfacción debiera andar por el 1000%. Y si, de verdad está así, solo que ahora eso se perdió.
Hasta hace poco se había convertido en una especie de rémora. Cuando ya comenzaba a deshacerse del jumper, quedó fija la idea que no era necesaria tanta responsabilidad ni andar corriendo, si al final, las cosas igual salen. Se perdieron ciertas oportunidades tontamente, aún cuando en el minuto decían que había que aprovechar... pero no, las tardes de pasteo pudieron más. De esos momentos no hay arrepentimiento. Aparecieron buenos amigos que tal vez jugaron de soporte en ese minuto. Pero, por muy abuelo que suene, "niños chicos, problemas chicos". Al final, era una cuestión adolescente nada más que duraría por una buena cantidad de años. Así hasta convertirse en rencor y risa. Independiente de las palabras dichas, hay que comprar la mitad. "Siempre te quise, ¿ves que las cosas nunca cambian?" ¡Pf!, patrañas.


¿Será de verdad que las cosas nunca cambian?. Ya va tiempo mantendiendo esa actitud de ingenuidad e ilusión placenteramente mental. Una locura, un tiro al aire. Tantas veces diciendo un "esta será la última vez...", para qué, si al final acaba confundiéndose con el ruido de la calle.

Por lo menos hay más locos dando vueltas, como aquellos que necesitan que se les acompañe por webcam todo el día. Pero, ¡qué tiene de malo!. Al final, todos necesitamos un soporte. Anteayer fue ella, ayer fuiste y hoy será otra. Claro, hoy echaré la bronca, pero mañana tendré los ojitos más abiertos para ver que esa es su necesidad. Por lo menos la idea ya estaba clara. Lindo final del cuento.


Y ahora, la que quisiera ser no existe. Si antes era por patito feo, ahora es porque simplemente nunca fue tangible. Sería nice que resultara ser el soporte para estos momentos, tal vez dejar fluir el tiempo sea lo óptimo, pero con tantos días, puede que acabe aburriéndose... y no... que eso no pase.

Las estrellitas que aparecen tan fugazmente no se pueden desperdiciar así como así. ¡Ja!, quedó igual que como en historias pasadas... es cierto, las cosas nunca cambian...


Tal vez buscando algo para desmalezar y un resto de abono, el giro ocurra más rápido... aunque el proceso igualmente tarde, puede ocurrir que finalmente las cosas cambien.

13.8.09

Stay

Se sobrepasó el límite. Si hay formas de volver atrás, no lo hagas. Si quieres saber qué pasó, no gastes tu tiempo, el asunto de verdad no tiene mucha importancia. No le des más vueltas, si total, de un principio dibujaste el contorno del cómo serían las cosas. Tampoco te sobresaltes, créeme... hay cosas más importantes. Ya sabes que la vida es como el cliché ese de la caja de bombones. También es cierto que si te ubicas en la mitad vacía del vaso, podrás ahogarte igual.

... A ver, tampoco es que la introspección sea la mejor opción, pero no se... tal vez un giro rápido de 90º no sea tan mala idea...

12.7.09

Sin un fin

Sabía que se tropezaría con la piedra una y otra vez. No era cuestión de que se lo planteara, sino que implícitamente caminaba hacia ello, tal perro hambriento que busca el hueso en medio de la calle.
Pero las cosas cambian lentamente. Deben cambiar, aunque sea momentáneamente o producto de un ciclo que se repite mediante frecuencias dignas de una fórmula matemática. Cambia porque la inercia no persiste por siempre, y de una u otra forma algo se hará presente para encaminar las variables hacia nuevos puntos, hacia otras coordenadas de aquello que engloba el material tangible y ordinario.
Y así es como comienza a decantar la introspección. Mirada interna que a ratos se torna completamente necesaria para la subsistencia propia. Y allí es cuando me miro y pienso que algo se está escapando... una variable no encaja en lo que creía ver a primera instancia.
[Fluir sin un fin más que fluir...]

23.2.09

Comillas

Llegó, y todo está casi igual. En vez de crear historias para molestar, las creo para ver. Así como cuando comienzo a contar ovejas para adentrarme en sueños profundos e inconclusos por las noches. Ahora, cambio la película, porque la situación ya se concretó, y no fue como lo uno ni lo otro.
Y siento que las cosas no andan del todo bien. Es un cuento mental de momento. Espero... porque si las cosas fueran como pensaba, debiera estar feliz. Y siento que lo estoy, pero por alguna estúpida razón, se creó una masa de sentimientos que se atochan entre sí... y no me gusta. Es como el cuento ese de la congestión vehicular que dura un año. Nos vamos así de regreso al punto inicial.
Sé que no debiera esperar nada, que debiera dejar hablar solo, sin antes meditar. Lo intento, pero no da resultado. De todas formas hay una esquina que queda a la espera, una curva peligrosa por la que no me atrevo a pasar descalza.

Descansa... a pesar de todo, el objeto contundente sigue estando en el bolsillo.

16.12.08

Be

Gracia y complejidad. Enemistad mas su loca cuota de pasión y humanidad. Extraña sensación de lejanía culpable sin más que rabias contenidas y sonrisas exploradoras. Recuerdos del ayer junto a desdichas irrecuperables.
¿Me acompañas?. Te invito a conocer lo que desde aquí veo. Sé que de ser todo esto una competencia, me sacas un millón de puntos de ventaja. Pero que más da, si los perdí. Hace rato que estoy en negativo, y por mi culpa... mejor dicho, tu mismo lo lograste. Despertaste ciertas cosas algo ocultas que no querían salir a ver la luz del día. Ahora, están allí libremente. A ratos siento que nos debemos tantas cosas, que es mejor apagar el juego y hacer nada. Espero que de quedarme sentada, no pierda lo poco que tengo ahora. De todas formas, a lo largo del tiempo se que reiré como siempre lo he hecho, solo que la ilusión hará de las suyas por gran parte del tiempo, sin a ratos quererlo, pero permaneciendo.

27.10.08

En trance

A esta hora, debiera estar en cualquier lugar... menos aquí. A esta hora, podría estar volando sobre una manta invisible hacia quién sabe dónde, siguiendo qué aroma o a quién. En este minuto, tal vez en estado anormal, pensaría en qué hacen del otro lado del mundo los individuos inertes bajo las mantas de la ciénaga. Si ahora pudiera estar allí, tal vez no estarías donde estás ahora. Imagino que aguardaría en la esquina a tu espera, oculta entre los matorrales de la plaza sin querer inhalar aire alguno. Luego, seguiría tal cual tus huellas, aunque tuviera que brincar de una en una para que mis piecesitos marcaran de forma similar los pasos que dejas en la arena. De pronto, comienza la tormenta y como si nada, esperaría a ver si te volteas. No quiero que te voltees. No quiero que me veas. No quiero que sientas nada. No quiero que me quieras ni que no me quieras. No quiero que me mires ni observes, tampoco que me hables. No quiero que intentes dilucidar por mi transparencia qué es lo que escondo, o qué es lo que de verdad quiero. Porque eso ni yo lo se, y prefiero esperar sentada en la cuneta a la respuesta de ese algo que se menea sobre la cima del bosque encantado. Porque no pretendo encontrar nada en la cajita del rincón, sólo con que me dejes con mis locuras tranquila, ya estaría feliz. Solo le diría al brujo ese que me regaló un saco inesperado, que las chispitas encantadoras emitían un brillo espeluznante, que no me esperaba un regalo de ese tipo, pero que a pesar de todos los líos que traía consigo el telón, intenté con cariño dejarlo quieto sobre la calle... puede que luego, otra se lo encuentre y juegue un rato... como lo hice en algún instante.

29.9.08

Enough

Como si corriera por el centro de la ciudad completa de rosado.
Como si me pusiera a cantar en húngaro o cualquier lengua extraña que desconozco y nunca he oído.
Como si prefiriera ver cualquier cosa antes que a House.
Como si tuviera un ornitorrinco de mascota o una araña.
Como si nunca usara esos anillos gigantes ni aros extraños.
Como si un día cualquiera vendiera todo ello.
Como si quisiera recorrer el norte en vez del sur,
o Asia en vez de Europa.
Como si prefiriera comer cochayuyo en vez de guatitas a la jardinera,
o porotos con tallarines en vez de menestrón.
Como si prefiriera humitas por sobre el pastel de choclo...



Así de absurdo
es todo esto

16.9.08

Cinta

Se apresura a tomar el tren. Se hunde en el último asiento con el café entre las manos. Los círculos de vapor emergen del vaso para luego salir por la ventanilla y confundirse con la estela que va quedando tras el riel. Te pierdo de vista. Ya no me ves. Ya no te siento. Tú, ya no me presientes.



Despierta sobrecogido sobre el diván. Nadie alrededor. Por fin se percata de que está solo. Nadie le acompaña. Ya no te recuerda. ¿La presientes aún?



Te miro y no te encuentro. Te busco, pero no te siento. Intenta perseguir su aroma embriagador, pero éste ya desapareció de su mente y recuerdos. Añora un té aromático basado en las finas hierbas de la selva africana. El ritmo de los tambores está mas cercano que lo que alguna vez estuvo el sol de las estrellas.




Escuela ascendente del sudeste americano. Ambos yacieron ahí, pero ya no se aprecian el uno al otro. Mira a un costado, mientras la cinta de la película se corta para nunca mas reponerse.


9.9.08

Sentido

Dime para donde vamos. A ratos quisiera que tomásemos direcciones opuestas, contrarias, pero pensándolo bien, aún así nos encontraríamos en algún sitio. Tal vez no, tal vez si, sólo que desconozco la respuesta cierta. Ni idea de si tú la conoces. Te pido que no me la digas, que no me hables.
Es que algo dulce se transformó en amargo por una punzada en la palma, por un alfiler sobre un globo, por una abispa sobre la flor. Y es que me molesta, esa actitud se ha tornado a ratos inmensamente agria y rancia. Pero, basta un rayito de sol para que la moneda se voltee. Sí, es cierto, padezco de neurosis múltiple progresiva acumulativa. Si te preguntas qué es eso, sólo escúchame, leeme, intenta seguir esas marcas invisibles que quedan en la estela dorada de lo que te rodea. Me aburrí de ir por los caminos tropezando contigo. Lo siento, pero me vencieron.

Siento. Veo que las hormigas siguen al turrón de azúcar, y se me ocurre que podría ser mi culpa. A pesar de todo, por algo pasaron las cosas. Si dije algo, fue porque me vi en un juego que al parecer, no era muy real.

De todas formas, te digo que soñar no es del todo mal. Cuento hasta 3 y toco madera para que todo marche bien. Quien sabe si la fuerza supersónica hace que converjamos hacia algo que por ahora, prefiero no dilucidar.
No tiene ni un sentido

26.8.08

Laberinto, huellas, arena

Esa textura que cautiva y agobia sin saber por qué. Pregunto si es que acaso es esa simple manta la que llevó a un contexto algo liviano y ligero de equipaje. Poco a poco la mochila a ido tomando peso, el que a ratos a concluído en una historia sin un final muy certero a simple vista. A pesar de eso, te propongo que nos introduzcamos en ese laberinto oscuro que creemos sin salida. Puede sonar algo iluso, incluso extraño, pero a ratos siento que es necesario correr ese riesgo. Si no, no estaríamos en nuestro sitio y nada hubiese ocurrido. Tal vez sería bueno no precipitarse. Quizás dejar que los huracanes azoten las costas de la bahía no es tan mala idea. No es que queramos ver damnificados, pero cambiar el ritmo a estas cosas, a nuestras cosas, puede que sea una buena solución. No significa tampoco ir corriendo tras respuestas o ir a ver a una gitana, sino que, simplemente, intentar hacer las cosas mas claras. Porque sería triste ver que todo se escapa como agua entre los dedos, o apreciar como la luz del sol se oculta tras los edificios sin haber corrido hacia la playa. Dicen que el último segundo antes de que éste se haya ido es especial. Dicen que se aprecia una especie de punto verde, casi por milésimas de segundo. Dicen que en ese instante hay que pedir un deseo. ¿No es que el verde era el color de la esperanza?. Bueno, como sea, todos tenemos ciertas esperanzas en nuestro interior, al igual que secretos. Te invito a caminar dejando huellas en la arena. Por mí, feliz de que dejes tus huellas en mi vida.

2.8.08

Ese tipo, ese

En algún minuto supe que lo encontraría. Que se cruzaría en mi camino de alguna forma. Siempre pensé que eran sueños vagos, ideas pasajeras e inherentes. Sabía que ocurriría, pero incitaba a mi mente a pensar que eran meros ilusionismos.
Un tipo que no debiera dar cuentas a nadie. Con una especie de mochila al hombro y jeans gastados. Dueño de nada. Que sus pies rozaran el piso de un departamento con una especie de vista a lo que es todo y nada a la vez. Que de vez en cuando tomase un trago e inhalara el humo de sus cigarrillos lentamente, sin apuro. Que fuera de mundo, protector y sabio. De mirada profunda y transparente, abismante y paralisante. Dulce y a la vez denso. Tenso, pero suave. Seguro de si mismo. Un trotamundo que ve el mundo como un libro abierto sobre su escritorio.
Pensaba que al mirarlo de lejos me atraería tal imán. Lo positivo a lo negativo. Un tipo que en la estación pasara casi inadvertido. Ya dentro del vagón su simple aroma guiaría mi camino. Físicamente hablando, ninguna característica en particular. En mis sueños no era un tipo rubio. Sí quizás algún tatuaje dando vueltas en alguna parte de su cuerpo, junto a un par de piercings. Tal vez. Todas esas características eran meras piezas de un rompecabezas que creaba en mi especie de inconciente. La mera idea de ligar una a una esas características, creaban un goce apenas comparable al disfrute de un trago con una inhalada.
Resultó que muchas de esas piezas quedaron. Se ocultaron en la sombra, y nadie las extrañó. Las ansias se cobijaron lentamente a ese ser que se cruzó de la nada.

Ahora, podría distinguirte en cualquier lugar. Sé que existes, y que quizás hayan mas especímenes con las piezas que quedaron olvidadas.

¿Demasiado bueno para ser verdad?. Sí, lo mismo presentí. Pero... por algo las cosas agotan, y me insitan a creer que todo fue parte de un sueño en que la ficción cobró vida en aquel cruce de lugares y palabras ajenas a este aquí y ahora.

13.4.08

Viajar

"... no es el aire el que me hace hablar, es tu risa..."

Fue un viaje literalmente. Algo así como un mes y medio. Y fue como un cambio de piel. Al regresar, se me hizo grato. Sentía distinto. Ahora, quedé preguntando qué tan bueno fue dicho cambio. Espero no ser arrogante ni miradora en menos. Quizás esas cualidades siempre las tuve, pero no las expresaba del todo. La chica algo callada o que omitía ciertos comentarios (no los ácidos), se perdió tal vez junto a la Amaranta. No, mentira. Ella es parte de mí, así como mi otra personalidad, esa que nació del todo aquí, gracias a los dimes y diretes de un individuo que se esforzó por ser parte de mi life. Aunque a éste no lo vea ya desde hace meses, y tenga en mi poder una revista de Soda suya, y un libro perteneciente a una amiga de éste, basta con que lo vea camino a tomar, quién sabe, la micro o el metro camino a casa. Otro viaje, tan común entre muchos, y porqué no decir en mí, y que ha traído consigo más de un cambio de piel, como ese día en que la brisa trajo consigo la energía para salir de una nube gris, y mirar con otros ojos una ¿enfermedad?, o el día del asalto disfrazado de buena onda.

"... y al regresar, mi lengua afilada sabrá podar lo falso..."

16.1.08

Full Time


Esto no ha muerto...
Un "receso" algo largo...
Poniendome al día...

11.12.07

Te sigo

Mejor me quedo. Pongo mis pies sobre esta tierra fértil llamada vida. En otras lenguas es llamada ceniza, tierras de creencias inconclusas e incompletas, donde la crudeza de los rostros se hacen uno, los ojos apuntan en el mismo ángulo, y no aprecian más que moscas y veneno esparcido.
Me tiendo a mirar como la gente se mueve. Se aleja y aproxima, corre, camina y se detiene. Todo da vueltas, y se opta por quedar en el mismo sitio. Ni un centímetro de mas ni uno de menos. Allí, simplemente allí.
Me quedo para apreciar tus pasos, para intentar adivinar hacia donde apunta tu mirada. Para intentar separar del ruido tu vocecita entrecortada, complementando así con el brillo de tus ojos lo que de verdad quisieras decir. Lo que sientes y anhelas.
A ratos correré por tí, y otras veces simplemente te dejaré ir. Puede que me encuentre un poco asqueada de todo lo que te rodea, pero aunque no lo quiera, algo nos unirá, aunque sea una vaga palabra, un lugar oculto entre las ramas y el cemento de la autopista inconclusa, que nadie sabe dónde irá a parar.
Cierro los ojos intentando apreciar la realidad de las cosas. Termino por querer no soñar, pero ya la cuerda comienza a girar, escribiendo en el aire ciertos puntos que se borrarán al mas mínimo segundo. Tú lo sabes, todos lo saben.
¿Por qué no te sientas aquí, y contemplamos esto juntos? Puede que en sueños lleguemos al mismo lugar. Así, como puede que haya sido en otra vida. Porque esto no se detiene. No llega aún el PARE tan esperado. Te alejas, me alejo, te acercas, me acerco.
¿Tienes miedo?

Mejor, no lo pienso...

20.11.07

Duditativamente Dudoso

Solo bastó una mirada a los ojos. Él sabía perfectamente lo que ella diría y lo que preguntaría. Se lo decía su caminar, su tono de voz y el movimiento de su pelo. Así, como ella siempre lo sacudía y a ratos agarraba con fuerza, como queriendo soltar todo de una vez, y encontrarse atrapada por no saber el cómo.
Él conocía hasta su más mínimo movimiento... y el de toda ocasión. Sabía que si ella entrecortaba la voz y se daba mil vueltas sobre el mismo punto, se abrazaría a algo de ambos. De esas historias pasadas y a ratos olvidadas, tanto adoradas como odiadas, que se decían no tener significado alguno. Tal vez ella mentía al respecto. Quizás él lo hacía, sin intención alguna, y con una vaga certeza.
Ella esperaba un no te quiero, para dejar esos trapos sucios de lado y caminar libre por el sendero. Lo quería así, sin anestecia. Lo añoraba, pero a la vez no quería ver perdidos tantos segundos de su vida. Sinceridad, eso era lo esperado. Pero, ante los ojos de él, también eso era lo deseado. Ante sus ojos, ocurría lo mismo.
Esa tarde, ella tenía un presentimiento. Le dolía cuando eso ocurría, porque no traían consigo buenas noticias. La preparación, se había esfumado. Sabía lo que oiría, pero no quería que fuese ese día.
Él, estaba inquieto. El brillo de sus ojos ocultaba el detalle inesperado. Ella se dejó llevar. Corría viento, y quizo ser una partícula más.
Por ambas mentes pasaron tardes de lluvia y de sol. Días de guitarra y caminata. Conversaciones varias. Palabras que ni uno ni el otro osaban a aclarar o rechazar. Cosas del pasado, pensaba ella. ¿Y si era mentira?, ¿y si no me quiere?, pensaba él.
Ella estaba en las mismas. Frente a eso, tal vez frente a un soy gay lloraría menos. Se reiría, con esa risa que para él era odiable... ¿odiablemente amada?. Algo que él temía aceptar, y que a ella... le pasaba igual. No encontraba normal pasar por todo esto. Como fuera, sólo quería dejar los malos ratos atrás y palpar por vez primera la realidad de sus emociones. Ese no te quiero, iba a ser la piedra angular de toda una historia de jugueteos ocultos y palabras disfrazadas, que llegaban a una primicia ideal, de la que todos tenían hasta la mas vaga idea... menos ellos.




Love is just a game...

4.11.07

Likes...

Todo esto tiene una especie de por qué. Sí, a ratos ni yo entiendo a qué voy. Pero me gusta. Porque simplemente dejo que los dedos presionen cada tecla, siguiendo un camino que se traza en el mismo instante. Tal vez persiguiendo una pequeña chispa que surge de mi, o de lo que tengo al lado, o de lo que vi ayer o pasado... pero se va condensando, y todo nace en el aquí y ahora... sin nada más. Sigue una linea ondulada o curvilínea, que voy imaginando como un flash en la mente. Me agrada mirarla luego de lejos, para ver que tal la forma que tomó. Si dio muchas vueltas, o si permaneció recta... como nunca lo hace. Porque el camino recto es fome. Entre comillas, sabes donde pararás. Si inicias el viaje en Arica, terminas en Puerto Williams... ¿y si nos ponemos a girar como un trompo en el desierto?, podemos llegar a lo nunca imaginado, nisiquiera a lo soñado. Porque se hace camino al andar, y es lo "mágico" de todo esto. Aunque se terminen matando las polillas y se extinga el polvo mágico de las hadas, algo queda por esperar. Existe la pequeña sensación de que esa utopía pueda llegar a rozar la punta de los dedos, pero si no hay capitán que comande tal embarcación, algún ente, por muy minúsculo que sea, estará esperando su momento para demostrar lo que sabe, y jugársela... ya sea por derrumbar el barco, o por hacer reír a las estrellas con su pésimo sentido de orientación. Ahora, sin querer todo se fue a la nada. No es que guste de enredos, pero es que nunca sé donde irán a parar las cosas. Si relatara la historia perfecta, el cuento maravilloso, no me tendría gracia. Porque al final yo no soy la que escribo. Simplemente presto los dedos, y esa especie que me gana siempre aquí, la lleva, y puede que haga vomitar al resto, como llorar. Reír o cantar. Es la gracia de que no todos seamos iguales. Sí, nacemos y terminamos muriendo igual, por muy rey o vagabundo que se sea. La comida de los gusanos será la misma, y pagando por el ataúd más bello, o lanzándose a la fosa común, da igual... el gusano se descompondrá, y terminaremos acabando vitaminas para los árboles, añorando tocar con las ramas la mas mínima superfie de nube.

[y no es un perdón...]

28.10.07

Moirè

Tan laxo... acaso libre, sutil, entrañable, idiota, libre, escaposa, taciturnia, ida, dejada, floja, vaga, cansada, triste, revolucionada, acomplejada, dudosa, fugitiva, neurótica, afable, crítica, ahogada, molesta, rabiosa, levitativa... yo

Se escapó de las manos... hechó a correr, y quedó dando bote de un lado a otro. Incluso las partículas del aire la dejaban en la estratósfera... lo cual no era malo, pero sí indomable. Crítico, no saber qué hacer... andar por ahí, sin más que pensar o vagar... tarea simple, anhelada.

Yacía su hombro ahí, esperando, aguardando... sin lugar a dudas que le esperaba. Tal vez como siempre a sido, como siempre a querido. Solo que recién los ojos comienzan a abrirse, y ojalá la historia no se concrete a altas horas de la madrugada...
Así como ahora, que saltan a la luz palabras vagas sin contexto alguno. Que estaban encerradas en una caja negra, sin fondo, aguardando por el cuarto trago para poder apreciar los pajarillos cantar, apreciar las flores y sentir su aroma... aquél del que tantas veces había oído hablar.

El cuento es manejado mitad por tí, y el resto por... por el resto. Así de la nada las cosas se van formando. Y van cambiando. Abrir la puerta para esperar la llegada de ese algo que hará que todo tenga sentido. Que se alineen esas ideas extrañas que parecen no tener sentido alguno (como esto), y que sin embargo van, y giran, giran, giran...

Porque quisiera ser el aire que escapa de la plazoleta, o tal vez aquellas piedras que se ocultan en el desierto, y han sido víctimas de los mas placenteros espejismos efímeros de la tierra. Porque ya no sé para donde va todo esto, y a ratos quisiera tener un caparazón para ocultarme, o alas para apreciar toda esta locura desde los cielos estrellados, con el fin de que al estar cansada, rendirme en las pompas blancas que cuelgan de los aires y cobijarme junto a las alas placenteras de los ángeles, con una sonrisa en el rostro y poder decir finalmente...

14.10.07

Vola...da

Nose. Juro no saber. Si nadie hizo nada, nadie dijo nada. Mentira, nadie dijo todo. Entre protecciones y demases, se quedaron en un circulito del que no se puede salir.
¡Ojo!. Pánico. Las sirenas no se detienen. Entre que todos corren, el local aún está repleto. Las chicas bailan, y las monedas caen desde el cielo. Nadie imagina lo que ocurre afuera.
¡Es que estaban todos volados!, dirían en la tele horas mas tarde. ¿Víctimas?, nada se sabe. Entre información falsa, e identidades camufladas, todos se entrecruzaron y mezclaron.
¿Que por qué eso?. Gente de la alta suciedad... perdón, sociedad, con ansias de poder. Sí, está bien, ya lo tenían, y de sobra... pero es como cuando encuentras tirado $1, sabes que no te alcanzará para nada, pero ilusamente crees en la buena suerte.
Good Luck dijo el gringo en el taxi. Bajó en pleno Paseo Huérfanos, y a la cuadra, estaba ya sin cámara. El sol se comenzó a esconder, y los ricitos de oro se extinguieron, cual pudú donde sea que esté.

La desintegración misma. Decadencia pura. Dulce primavera y el optimismo se siente. No es mal augurio, es simplemente miedo. Tal vez al ritmo de vida, al no saber que pasará en 10 años más, o en el próximo minuto. Porque la evolución a sido extraña. Tal vez no existía otra forma de darse las cosas, pero es que esa sensación a ratos cansa. Y agrada. Sentimiento extraño de la introspección mundial.
¿Y qué tal si giramos para el otro lado?. Tal vez volveríamos a los cavernícolas, pero se podría comenzar a escribir la historia otra vez...

¿Ves que no estoy volada?

28.9.07

Codicia

No hay nada como el hombre. Déjese de lado el género. Independiente de su esencia animal, hay acciones que no se pueden dejar de lado.
Al final todos somos polvos. Las cosas vienen y van. No somos perfectos, y nos creemos los reyes del mundo. Como si todo estuviese en nuestras manos. Cuando puede que en un segundo, todo se torne en polvo.
No fue un hombre el que ideó los planetas, o el sistema solar. Que la vía láctea o el mar con la tierra. Algún tipo por ahí "descubrió" el sumar, restar, multiplicar, dividir... Ese mismo también en algún minuto creó armas de destrucción masiva y cometió errores infrahumanos.
Es una mala especie, fea especie. Se descompone lentamente, y sin querer, con un simple juego mental, se llega a lo que nunca se deseó.
Qué oro, qué petróleo, qué euro, qué dolar... todo se está sobrecalentando, y se vuelve al comienzo. ¿Es que Dios nos está haciendo pagar los errores?. Ni Copperfield podría caminar sobre el mar, o convertir el agua en vino. Si así fuera, de seguro los fundadores de las sociedades de alcohólicos serían millonarios, y tendrían ganado un lugar en el cielo.
Es linda la magia... dar una respuesta a lo desconocido de forma tierna, con rosado, brillitos y maripositas alrededor...


El asunto está en que la mente es frágil...


A veces quisiera ser...


Dulce inocencia...


16.9.07

Teléfono

Simple. Un par de botones y ya. Un sonido algo tedioso del que algunos tienen ciertos prejuicios y extrañas condordancias. También costumbres raras, como dejarlo sonar un par de veces antes de contestar.

Sólo querías hablar. El almuerzo se había tornado aburrido. Bastó un nombre, y el ánimo se vino abajo. Cuando justo todo estaba claro, una pregunta causó la muerte. Al igual que la mariposa del jardín, al igual que la piedra en el fondo del mar, al igual que el cangrejo en medio del desierto. Así como alguna vez fue lo mejor, ahora es un laberinto. Como un teléfono sin sonsonete cuando hay alguien del otro lado.


Y quedaste así, por algo tan simple... que en el fondo es nada. Sabes la respuesta, y no la sabes... Se escondió, como un insecto en el pasto tierno y fresco.




Sobre la mesa el pañuelo blanco. En vez de limpiarse la cara, sale a bailar...

2.9.07

Pause

En un tiempo pasado era un sueño. Hoy la realidad pasó a ser un sueño. A ratos amargo, otras, dulce. Igualmente prefiero un mayor porcentaje de cacao que de azúcar. Odio el chocolate amargo, y a ratos también quiero odiar esto. Aunque se dirija en un punto del yo, pero a ratos parece ser la única forma. Al comienzo pudo ser divertido, extraño, fuera de lo común. Hasta interesante. Ya no. Se tornó en un juego aburrido y común. Repetitivo e insatisfactorio. Del chiste ya nadie se ríe. Más de alguien piensa que está mal... y da igual. ¡Qué importa!. Todo termina siendo para mejor/peor, y la disyuntiva cambia su ángulo a cada mínimo roce del viento. Un pulso, y el resultado es distinto. Si la gitana hubiera hablado, nadie le hubiese creído.

Al final, lo inesperado sigue siendo el mejor regalo, entregando inquietudes que a la larga, no importan nada, pero que en el aquí y ahora, es un todo. Se centra como protesta en Plaza Italia. Ya todo es un invento. El aire sigue su rumbo, y sigo en pausa...

28.8.07

Armonía

Lueve sobre la ciudad. Los buses salpican agua sobre las aceras. Los rayos de sol comienzan a ocultarse. El taco del zapato se atasca en la rejilla. La hora... ya es tarde. Dejas el zapato atrás. A esas alturas, lo material pasa a segundo plano. Acabas de renunciar a la editora, y te sientes libre. Al fin podrás hacer lo que quieres. En el minuto, nada saca de tu cabeza un buen jarro de cerveza junto a un cigarrillo, en el boliche de la esquina. Ese que te vio desvanecer por primera vez gracias al alcohol. Ese que a los 15 te vio bailar y dar tu primer beso, el que a los 18 te dejó encerrada en el baño junto al chico de al lado. Ese que fue el supuesto lugar de estudio en noches de sexo, alcohol y drogas.

Ha pasado el tiempo, y mucho. A la gente de esa época ya no la ves. Se quedaron en una burbuja que ya no se rompió. A veces escuchas sus nombres bajo seudónimos de juegos, pero bien a lo lejos... casi que se confunden con las luciérnagas de los campos.

El celular comienza a sonar, pero lo lanzas al río. No... ya basta con el sistema. La personita verde del semáforo parpadea, pero cruzas igual, lentamente, tranquilamente, airosamente. Un bocinazo, un apúrate weona... pero que mas da. Llevas la emoción a flor de piel.

Se aproxima el reencuentro. Ya estás por llegar a la fuente de agua. El corazón late con más fuerza. El tallado sobre el árbol aún está, retocado hace poco, notas.

El cielo se ve precioso. Las nubes se han disipado, pero continúa cayendo agua, transformando el paisaje caótico en algo armonioso. Una transformación así como la de tu vida, como la del día. El fin de algo seguro, y el inicio de un vagaje con un sin fin de preguntas a cuestas.




22.8.07

Plutón

¿Corramos?. Claro que mi casa no tiene jardín... Pero, podemos imaginar que el cemento de la calle es pasto, y... sí, tienes razón. Si alguien se cae le va a doler. Pero si quieres, guardo en mi mochila unos parches y bialcohol, por si pasa algo... ¿Ir al cerro?. Mmm, veríamos una nube gris sobre la ciudad. Tenía ganas de andar en bicicleta, pero ya ni me acuerdo de cómo se pedalea... Los patines los regalé hace tiempo. Una navidad saqué una carta del correo, y pedían unos rosados. Odio ese color, y los míos eran así... se los dí. Se llamaba Rosita, era un niña chiquita y crespa. Unos ojitos brillantes resaltaban en su carita tostada, con un rasguño en la mejilla... luego me contó que había sido Tomás, su gato...
Ella me tomó de la mano y nos pusimos a correr. Llegamos a Marte. De regreso, paramos un rato en Plutón. Teníamos mucho calor, así que ahí dimos un buen respiro. Por eso vestí de negro un mes entero... Plutón es una estrella. Aún guardo mi libro de Historia, con un dragón sobre cada uno de los supuestos 9 planetas. Uno bien rojo, otro con unos aros rodeándolo. No sé por qué pensaba que esos aros eran de galleta. Crujiente, como el Chocapic de antaño.

Soñé que Tomás se comía el aro de galleta. El sistema se rompía porque toda la energía estaba concentrada allí. La Tierra comenzaba a sacudirse, y la gente caía de todas partes. Orientales, gringos, colorines, pelados, hippies, pobres, millonarios, obesos, deprimidos, histéricos, enfermos, cojos, sarnosos, felices, alegres, cantantes, actores, bailarines... todos terminábamos saltando sobre la misma cama elástica oscura. Ese fondo sin un supuesto fin, pero que nos llevó al polvo y la concentración máxima... que volada. Mágico...

La mítica dice que el Martes 13 es día de mala suerte. En Rusia, es el Lunes 13.
Puede que en Burundi sea el Miércoles 13, en Chipre los Jueves, los Viernes en Eritrea, en Aruba los Sábado, y en Brunei los Domingo.

Como sea, todos somos iguales...

19.8.07

Wanna

Dijiste tantas cosas, que me da miedo analizarlas, pensarlas. Las leo desde el final, y no entiendo nada. Al igual que cuando las recuerdo. Las presiento.
Unas pocas frases, pero con un bajo grado de contenido inconcluso. Fue como destapar una botella de Champagne. Me dio miedo. No esperaba nada.
Fue como una explosión de un gran fuego articial. ¿Y si es juego artificial?. Podría ser. Lo real se escapa en medio de la nada, mientras sigo que con que lo estudié todo sin saber nada. Los pasos se confunden, y el niño cae sobre el barro. Lo que antes era blanco, ahora es negro.
Como antes... como quisiera.
Un vacío en una cámara que lleva a la histeria. Un túnel con música. La gente deja de lado el peso del día, y se embriaga en los abismos. Extractos de libertad.
Caminar a lo lejos. Escapar. Tienes los pies en la tierra como nunca antes. Queda poco tiempo. Minuto 89. ¿Y qué tal un tiempo extra?

18.8.07

Espera

Me hundo en el interior. Una flor... el pólen vuela por la habitación. Aroma a pasto quemado. Hierba. Alguien saca un mata cola. Directo desde feria Santa Lucía. Ese paso bajo nivel, una mañana tipo 11.00 Llegar a casa y ver a la gente llorar. "Pensamos que te había pasado algo". Sólo quería caminar... y seguir tus pasos.
Plaza Baquedano, Plaza Italia. ¿El inicio o el fin del Bustamante?. Un poco más allá, y el Forestal, esperando con algo mágico en cada rincón. Desde un puente tipo Blancanieves, hasta un grifo con ojos. Sí, ahí, en la esquina.
¿Ocio?. Más que éste, no creo. Esperar que el lecho esté casi ardiendo en llamas para introducirse en un sueño profundo. No interesa contar ovejas ni imaginarse corriendo por una pradera a lo Heidi. No. Va mas allá de un sueño posterior a unas cuantas bocanadas de Belmont Light.
Bostezo, veo la hora. Algo de música. Suena el celular... nada interesante.
A lo lejos se acerca... Una frase de tan solo 4 palabras.
Interesante.
Pero no era... no por ahora.

12.8.07

- 0 -

Soñé... soñé que me perseguían, que lo perseguían. Hablábamos de Economía, de la vida. Finalmente te atrapaban, y tu mujer quedaba callada, con sus ojos siempre tristes. Pasamos a un tren que cruza la carretera. Camiones repletos de personas, gente que desconoce la dirección, pero no los acontecimientos. Vuelta al cambio, una fila, y un profe querido con su camisa floreada. El recuerdo, presente. Algunos comen pizza, mientras el resto parece no preocuparse. Los videos muestran a gente corriendo, mientras, yo me pregunto si ese será el camino correcto. Comenzaba la idea de obedecer, y despierto, agitada. Las lágrimas brotan. Fue sólo un sueño, tranquila.

Ni es fecha de sentir. Tal vez tanta música y conversaciones te dejaron algo atormentada. El recuerdo de un pasado vivido a medias, o tal vez sólo un contexto imaginado luego de tantas fotografías. ¿Y si fuese solo falta de protección?. Contemos juntos... ¿cuál de los tres?.
Encantos... mejor guardar los buenos recuerdos.

Mañana ya estarás en algún banco, tal vez lanzando una moneda al aire, a ver si es que se asoma el sol y con un rayito muestra el camino. No... mañana parece que llueve. Por algo pasan las cosas... ¿estás contenta?...

.

5.8.07

+ Bien

Hay viento. Me agrada. Se siente bien. Pareciera que las ideas se fueron. Los acordes de la guitarra hicieron cambiar el rubro de la mente. Nice. Ha sido grato. Las cosas como tienen que ser. Tal vez, como debieran haber sido desde el comienzo. La paloma vuela libremente por su cielo. Dijeron que debiera volar hacia el amor. ¿Qué dirección es esa?.
Pregunto por el próximo encuentro. Pura salud. Pero de seguro la espera ya no será como la de antes. Espero que la costumbre no haga lo suyo. Por ninguno, por nadie. Porque de la tierra puede germinar un ente no pensado, incluso algo mágico... y finalmente todos queremos vivir.
No me interesa. Pueden ser segundos, y ya no estaré ahí. Pero el tiempo pasa (¿tú tiempo pasa?), y bien... Que sea lo que sea.
Justo comenzó la canción. La letra está, esa tarde está, el escalón está, ahí en la esquina, a dos cuadras. Todas las mañanas paso por allí, y apareció pasto. Brilla, con el tímido sol matutino de las 07.30, a pasos de llegar.
Existen cosas indispensables. A estas alturas, ciertas cosas se tornan relativas. Al fin resulta algo coherente.
¿Es acaso coherente para ti?. Da igual. Yo cada día pongo uno más al rompecabezas, cifro los mensajes, y creo ir bien. Vivo... las aguas turbias se enclarecen en menos tiempo. Miro por la ventana y me agrada el paisaje. Claro, no más que los otros, pero por lo menos las huellas quedan menos tiempo sobre la arena.
Arrancaste... ¿si?. No. Todo vale.

21.7.07

5 Minutos

Hace frío, pero no importa. Los autos lucen algo escarchados, y no distingo el vapor de la respiración, con el humo del cigarrillo. No quiero entrar. Se oye una tele prendida, el llanto de la guagua y el guitarreo eufórico del vecino.
El celular vibra en el bolsillo. No quiero contestar. Aunque sea por cinco minutos, quiero abstraerme de todo. Algo más de 48 horas, casi un año y medio.
Una caminata. Destino desconocido. Igual que esto. Igual que todo... El paradero nos espera, la puerta te espera. Una mirada por la ventana, mendigos junto al can amigo y el colchón. El café de la madrugada, y la espera del frío descendente.
Una vuelta a la izquierda, y el recuerdo del ayer. La canción de la 2º vez, asomada a la esperanza de antaño. Una tinta azul sobre cuadros pequeños, una letra grande sobre un papel rosado. Una fotografía en conjunto a la flor que se desarma. El papel amarillo arrugado en el fondo del cajón.
La flor imitada en las alturas. La fotografía del día que se creía sería el fin, pero que sin querer, marcó el inicio. Un crecimiento que llegó a asustar. Se sienten las ganas de volver a la tenida diaria de azul, y haber actuado diferente. Recién ahora existe algo de naturalidad. A pesar de ello, la cuota oculta está mas viva que nunca.
Qué ganas de tomar el metro y caminar con pasos agigantados. Mirar en búsqueda de algo, con los violentos flashes de la compañía invisible pero tangible.
Sí, estás ahí. Que corran los días, los años. De todas formas, puede que no nazca. Así como el final alternativo de la película... se puede terminar matando a él mismo.
Sobre el jardín, cae una colilla más.

20.7.07

Neto

Una especie de lectura entre líneas. Se marca el ritmo de tus pasos. A pesar de todo, se puede marcar un compás. Es la agitación del corazón, junto al brillo de los ojos y las palabras... que no dicen nada, pero a la vez, lo son todo. Así eres, y tal vez así te quiera. Así son las cosas.
Y es que, ¿de verdad te quiero?. Es el cuento emergente, la historia que desea no tener fin, esas líneas que se escriben día a día, y que alguna vez llegarán a su término.
Las cosas se comienzan a asumir, la agitación es menor, porque en el fondo todos saben lo que ocurre. Unos hablan, otros se hacen los sordos. ¿Qué es mejor?. De todas formas sonrío, con el recuerdo de tantos momentos tontos y fugaces.
El comportamiento que no se balancea. Ese desequilibrio casi conciente adquirido. No sé si será la realidad real. Se nublan un par de cosas, quizás, para que al fin y al cabo, nadie sepa la verdad. Es un chiste, una broma mutua. Uno aguanta y el otro sigue. Uno asume y el otro hace.
Las cosas cada vez son menos irreales, y de lo que algún día fue un sueño... ahora se lidia con ello.

10.7.07

Un trago no dio resultado. Menos un cigarrillo, comenzado con fuertes aspiradas, tornándose lentamente en unas más suaves. La densidad fue la misma de siempre. Esa masa de aire en medio de la oscuridad, a la espera de un par de horas para poder salir y confundirse con la niebla de la ciudad.
La estadía de tiempos de antaño. El regreso de tiempos pasados que parecían ocultos por otras escenas inigualables. La idea de un altar en agradecimiento, asomándose a la realidad de siempre.
¿Crudeza intangible?. Es que todo va mas allá. Es un largo camino de diversas estancias, marcadas por el mismo tono de agitación y, en el fondo, desconsuelo. Una especie de sueño hecho realidad, más la fantasía de siempre. Neto.
Mientras más se sueña, más cae. Siempre a sido así contigo. La costumbre debiera marcar el ritmo de los pasos... pero no. Ni idea acerca de la esperanza y la anti-ingenuidad. Tanto a pasado ya por debajo del puente, aguas turbias y con malezas, ensuciando el paisaje casi perfecto de la pintura embriagadora, pero a pesar de todo, adictiva.
Y queda todo igual que siempre. La misma sensación amarga, y el anhelo de dejar todo atrás. Utopías... las mentes sí tienen recuerdos, que se van por entre los dedos, pero que a pesar de todo... seguirán brillando, como si fueran bordados con hilos de oro, sobre un manto de algodón.

6.7.07

Balanza

¿No querías que se rompiera el globito?. No será un E.I.P ni una M.I.P Mejor así...
Haber, su culpa, o culpa. P, Q, R, S, T, U... La S gana, va antes... Pero, las cosas no se arreglan así.
Sabes que egocentrismo y no equivocación van más allá. El disculpa nunca llegará. Han ocurrido cosas peores, y no pasa nada. Sabes también que el error fue ínfimo, pero en tu mundito de fantasía, esa pequeñez es un tanque.
¿Su culpa o tu culpa?. Definitivamente crees que va al destino. La culpa es de nadie.
¿Y si ponemos las alegrías junto a las desdichas?. La primera se cae al suelo. El individuo queda sin brazo por el peso. ¿Quién tiene tu suerte?. "Suerte". ¿Será "suerte"?. En el fondo, sólo queda dar las gracias. Pero... ¿a quién?. Las cosas son simplemente así. Eres infinitamente dichosa, y lo sabes...
Gracias Paseo Bulnes y The Verve... gracias angelitos y demases... energía misteriosa y aliados... El mal rato dura un momento... pero sabes que eso no es nada comparado a otras cosas...

Muchas preguntas... ¿qué será?.

Gracias.

5.7.07

Escorpión

A los 14 años me picó un Alacrán. Fue en el Cajón del Maipo, un fin de semana de campamento con mi curso. Todos corrían agarrados de mi dedo mientras mi cuerpo volaba. Terminé con pinchazo en un hospital tétrico, digno de película de terror, y separada por una cortina de mi profesor jefe. Era el de Matemática... y le tenía mala. Sé que él también a mí, pero disimulaba de lo lindo. Lo sigue haciendo. Hace 5 días lo vi. Otro día puedo escribir de él... en este momento pasa a segundo plano.
Me encanta la canción de la Javiera Parra. Más de una vez a estado en mi nick: "sola y con calambres sonrío y te espío". Imposible explicar mejor...
Algún parentesco hay entre alacranes y escorpiones... Escorpión, maldito (acaso será bendito) signo. No soy fiel debota de los signos del zodíaco. Si he leído en más de una vez el horóscopo, pero no llega a ser trastorno. No me peleo "El Publimetro" o "La Hora" por las mañanas. Una vez leí sobre mi signo y era calcada mi personalidad. Otra vez leí mi horóscopo y fue justo, pero prefiero no saber qué color de vela prender, ni qué color de calsones usar. ¿Pa qué?.
El asunto es que cada 5 meses me agarro con un escorpión. Me deja la guata revuelta y sin saber ni qué pensar. Eso me hace odiar a todos los especímenes del signo por un día.
A pesar de ello, dicho especímen es una de las personas que más admiro en la tierra, que más aprecio y respeto. No lo digo, porque esas palabras feas retumban y hace que la rabia vuelva.
Filo... igual te kiero Papá.

25.6.07

I al cubo

Simplemente se es. Un par de Is volvieron a flote. No es Iglú ni Infantería. ¿Infantilismo?. Sí, tal vez. Es que no tiene nada de malo jugar. Porque, luego, ya no se podrá. ¿Y dónde jugarán los niños?. Encerrados en sus dormitorios, con látigos que sólo suenan y otros que duelen. Que marcan y dejan huella. Como tantas cosas. Pero desaparece... como una pisada en la arena. Pura tenuidad de una mente sin recuerdos. ¿Acaso eso existe?. ¿Quién no ha vibrado alguna vez con alguna canción que trae consigo una nubecita, o una flor?. Es como si nadie sintiera algo al escuchar alguna canción de Cachureos, o de algún monito tipo Candy, Marco o Angel... Y vuelven esas Is... ¿Qué tiene de malo soñar?. Son como espejismos que duran cortos instantes, o como toda una vida, y son a la vez quienes mantienen ese hilito de esperanza... de volver a nacer y tal vez regresar, puede que a lo mismo, como a toda una atmósfera nueva... ¿Y si río media hora después del chiste?, ¿y si no entiendo la broma del momento?. Unos dicen weona... otros, Ingenua, Ilusa, Infantil... Y, ¿algún problema?

20.6.07

Bio

Ocho "tips", de mi... Dejar a la Amaranta de lado, para dejar q el yo aflore... veamos q resulta, antes... dejaré q ella se despida...

1º Un amanecer con luz articial. Un aroma a metal oxidado, y la monotonía del paraje abrumador que no da aires de resurrección. Una burbuja cerrada bajo siete llaves, a años luz de las praderas y el agua. Pura cristalina fuente de vida que sumerge en idiotez hasta a la más pequeña partícula. Cuestiones sin sentido que se intersectan en puntos infinitos. Al final, para llegar a la nada misma, donde las creencias y utopías se funden bajo una tela suave y transparente...

Una de sus incoherencias... esas q me gustan xq nose pa donde quiere ir... bueno, ahora parto yo...

2º La Amaranta es mi amiga, como mi Pepe Grillo. Esa q me pone los pies en la tierra, y me recuerda las cosas. Es la q sueña, la q anhela y me prende la idea de terminar viviendo en Dalcahue o donde sea... Ella es mágica. Es bkn

3º En mi MSN tengo a 228 personas. Hablo c/... ¿10? Son las 00.16 del Miercoles 20 de Junio. Debiera tener prueba de Macro a las 8.00 pero la corrieron x el paro... Debiera estar durmiendo, pero x el contrario, estoy escribiendo aquí la misión q me dejaron... 8 tips de mi

4º Termina este semestre y estoy en la mitad de mi carrera. Cuatico... no cacho bn en q minuto llegué a eso. Siempre soñé c/Sociología o Psicología. Toi en Ing. Comercial y en una privada... lo q siempre me negué a hacer... las vueltas de la life

5º Soy la menor de 4 hermanos... menor, menor, menor... si c/la anterior a mi nos llevamos x 9 años. Eso hace q haya crecido c/5 adultos, q sea regalona a morir, y q... nose, segun yo y la Amaranta, tenga una personalidad algo frekeada a veces..

6º A lo lejos escucho algo de lluvia, mas el ruidito apestoso q hace la maquina q mantiene esta pieza calentita... Vivo en el centro, y esta casa es un iceberg... asi de simple

7º Fumo... creo que la razón es.. ansias. También cuando tengo pena, toi nerviosa, preocupada... no me qda otra q prender un cigarro. Tampoco lo puedo evitar mientras camino x el Paseo Bulnes, y estoy escuchando buena música. Bitter Sweet Symphony... bkn

8º Y... aquí me veo :p

http://cerati.com/ahi_vamos/fotos/show20060826_04.jpg


*** Tarea dejada x .peyote. (http://jaquekadepeyote.blogspot.com/) ***

12.6.07

Plática

- Cachay que es cuático todo esto?
- Por qué decí eso?
- Es que veo que todo está demasiado bien...
- Y que tiene eso de malo?
- Que me empieza a dar como miedo...
- Por qué?
- Porque sí. Pienso que cualquier día todo puede cagar e irse a la mierda...
- No seai paranoica... te estái llamando sola toda la mala vibra
- Sí... eso también lo pienso, y no quiero pensarlo porque creo que voy a terminar llamando la mala onda igual
- Entonces no pienses
- Es imposible pensar en nada...
- Sí, eso como cuando una misma se dice: ya! no pensaré en nada, y tratai de ver blanco y no podís, igual se te viene algo a la cabeza
- Ya, viste que es imposible no pensar en nada?
- Pero no voy a eso... decí que te da miedo que todo esté bien...
- Sí. En una de esas concreto uno de mis más grandes sueños, en la U está todo bien... Cachay lo afortunadas que somos por poder estudiar?
- Ya, escuchaste a algún tipo de la FECH pidiendo educación gratis?
- No, no es eso... piensa además lo bakán que es tener una familia bien constituida... onda que sabís que si llueve, vai a llegar a tu casa, y va a haber comida calentita y ropa seca
- Te pusiste como de retiro espiritual de colegio...
- Puede que me haya dado el minuto de cuestionarmelo todo
- Tu famosa introspección?
- Puede ser...
- Ah! relajáte... vive la vida, y aprovecha el minuto...

18.5.07

Nebulosa

¿Conoces esas telas por las que el agua resbala?. En eso creo que me transformé. Por tanto tiempo el agua impregnaba todo lo que rociaba, tocaba. Se refugiaba en ello, concentrándose por largo tiempo. Hasta que, apareció la nueva creación. Tuvieron que suceder muchas pruebas para llegar a lo esperado, a aquello que sería útil y oportuno para tantas cosas.
Impermeabilidad... cuando la anestecia se hace potente ante toda prueba. Ni una gota de agua supera. Gran logro la impermeabilidad plena.
¿Has estado sobre una camilla, y ver como el cielo se va nublando, hasta que despiertas en una sala de recuperaciones algo perdido?. Allí creo que estoy, sin saber qué es lo que ocurre realmente. Puedo jurar que si lo se, pero a ratos, no estoy del todo segura.
Pero la seguridad es tal, que el resto no toma importancia. El regresar a un tiempo pasado no llama la atención, y llegar a aquello añorado un tiempo atrás, se siente no valer la pena.
Miras hacia atrás y notas que no perdiste el tiempo del todo, que los sucesos eran necesarios. Cuando creías que la probabilidad era bajísima, y retumban un par de frases como eco, junto con unas lecturas y esperanzas entre telarañas. Los sueños llegan a la inconciencia por la noche, y piensas que todo es por algo.
Pero, ya es tarde. Por una parte de la ecuación, ya es tarde. La otra mitad sigue más viva que nunca, y eso agrada. Ese anti-complementarismo se siente bien. Lo que siempre debiste haber logrado, pero nunca lo habías pensado.
Sí queda claro que los acontecimientos venideros son una real incógnita, que pueden traer consigo una serie de sorpresas con música mágica incluída, que estará por siempre en la retina de lo divino.
Es que es grato el estar tan bien. El no saber que escribir, ni que sentir, ni que pensar... porque no hay nada que analizar. Para qué perder el tiempo en ese tipo de cosas, si la vida ya te enseñó que lo inesperado es... simplemente es, y que esta es una rueda de nunca parar de girar.

20.3.07

Intangible

No es que seas irregular. Tal vez actúas de una forma tal que las cosas no se vean tan vergonzosas ante tus ojos. Es mejor ver algo cómodo, que desforme, irregular, y con eventos. Puede que eso de mejor cagarla hoy que mañana sea cierto... o uno más de los lindos dichos que guardas para los momentos precisos. ¡Como éste!, pero por donde te sientes a esperar, no aparece esa frase que te deje tranquila ni con la mente clara. Buceas tendida en el pasto, te adentras en las clases, buscando ese algo que te permita por una buena vez, salirte de las dudas e ideas que te rodean. Dices que quieres hablar, pero ya veremos en el momento si eres tan valiente. No te sirve de nada mirarte al espejo o hablar sola. Menos cantar canciones al aire mientras caminas. Llamas los pies a tierra, y sabes que simplemente la verdad, te pondría bien. De qué valen palabras lindas y ciertos momentos si la inseguridad te mata. Ok, lo oíste, ¿y?. Lo peor de todo es que hay empate. Mejor dicho, crees que hay empate. Te gustaría que fuese empate. ¿Para qué te cuelgas asuntos ajenos que no te incumben?. Si, es lindo soñar y creer que eres culpable, pero... ya lo hiciste en el pasado. Y resultaba de que en el momento menos esperado, todo se terminaba. Ya tienes tantas experiencias... ¿Para qué quieres ser la culpable?. Te gustaría dejar huellas, tal vez hacer hasta un poquito de daño. No es bueno pagar con la misma moneda... además, fue sin querer. Lo quieras o no, nunca lo podrás olvidar. Si aparece en todas las líneas, te a acompañado en muchas cosas. No pongas mas carbón al fuego, si ya lo asumiste en parte. Ahora te ves mas libre y serena. Las cosas no son como uno siempre quiere. Aprende a que todo fluye. En cierto grado comprobaste que un par de cosas están escritas. El contexto de la historia cambia. La realidad no es solo una. Recuerda el ejercicio del libro con el lápiz... Ahora, te encantaría conocer el otro lado de la moneda. Depende de ti. Creo de que no te volverás a esconder debajo de la mesa. Algo alcanzas a palpar, a sentir, a percibir. Alguna vez fue óptimo de que tomaras litros de olvidos. Atinaste a que es mejor tomar esas cosas de más, como iras, rabias, penas y arrepentimientos. Recuerda que el amor y el odio están juntos. Sabes que cualquier cosa puede pasar, incluso... nada. Me alegra de que en vez de llorar sonrías, y te comprendo... si la historia es linda, y de una u otra forma, tu esencia predomina frente a todo. Ya diste el primer paso. Puedes seguir cantando por el parque, imaginando la gran cantidad de pasos que te quedan por recorrer. Yo desde aquí te observaré. Ya sabes que conmigo esas frases entrañables saldrán al sol. Aunque te cueste encontrarles el sentido y te ahogues en un vaso de agua, quédate tranquila que lo cuidaré por ti.

13.3.07

Flash-Back

Ella hunde su mirada en el camino. Solo con la forma de aspirar el cigarrillo se percibe su miedo. Por su mente corre lo que ha escrito durante tanto tiempo. Por su memoria transita una cancha de volleyball, junto a una historia infantil. Una música de unos audífonos en una noche oscura donde se oye a lo lejos un bingo, una fogata ardiendo en medio de las danzas, el son de la pileta por el paseo peatonal. La sombra que quería olvidar estaba frente a ella, pero multiplicada por dos. Una cancha olvidada de la que nació un regalo, una fotografía por largo tiempo prometida, y las caminatas en búsqueda de un disco, un libro, o un café. El punto de encuentro de siempre, donde se esperaba se produjese el fin, pero que sin esperárselo marcó el inicio. Una promesa que se cumplió, el silencio del hogar con Tracy hablando de las Revoluciones, una despedida forzada, la búsqueda y encargo del regalo perfecto. El cómo llamar la atención o marcar pauta, la tartamudez por no saber que decir, ni como.
De las fotografías se aprecia cierto aire, un grado de atracción en una fantasía casi intencional. El recuerdo de tantas tardes oyendo las guitarras, y otras de transacciones innecesarias con el mero sentido de la presencia fugaz. Intercambio de lecturas, y el recuerdo casi constante en el tiempo determinado. Una caricia de consuelo, con la incertidumbre que ha marcado siempre. Un paseo grupal por las rocas, un juego en la arena que con el tiempo pasó a la soledad junto a las telas. La noche está fría y las especies de sentimientos asaltan. Se siente el miedo, por esa promesa auto-infligida que a estas alturas se rompió. Recorre todo sólo en segundos, y recuerda que sólo deseaba que todo terminara...
El cigarrillo llegó a su fin, guarda la colilla en el bolsillo, y se pierde. Como siempre había querido.

6.3.07

Reflexión

Solo días en lo que es la vida real... y siento que no es del todo real. Comienza esa fantasía que sé que vivo, pero que no siento del todo. Preguntas del tipo qué hago acá, o por qué no estoy allá haciendo realidad esa utopía de sueños encarnados. Tal vez se deba pasar antes por esta realidad algo ficticia, algo emocionalmente extraña y que a ratos no deseo, para poder extender las alas y volar a esos lugares que dejaron un toque dulce en la memoria reciente. Si son lindos, durarán por mucho tiempo, y de seguro que serán la especie de alimento para no caer en juegos personales que no valen la pena. Porque si las cosas pasan, debe ser por algo. La tinta es difícil que desaparezca del papel, y si se encuentran bajo la cama en una caja bañada en polvo, basta con sacudirla para rememorar esas añoranzas de antaño que, puede, se hagan realidad en un plazo no tan largo.
Porque día a día se adquieren nuevas experiencias, y no es necesario realizar un balance nocturno para analizar las acciones. No basta con esconderse o sobre-exponerse. Lo hecho, hecho está y quedará guardado en ese saquito que la memoria tiene ligado al corazón. Si las ganas pueden más, no hay nada que hacer al respecto.
A veces las cosas están escritas. Falta algo de camino que recorrer para verlas con mayor claridad o para apreciarlas en lo que valen realmente. Un par de piedras no dicen la verdad absoluta. Puede incluso que esta no exista, y sólo las variables se almacenen en algún lugar del organismo para creer ciertas cosas. De qué vale tener los ojos bien abiertos si a ratos los sentimientos, sensaciones y emociones pueden más, y dejan de lado la razón...
Dicen que el silencio más profundo es la mejor respuesta, que una mirada a los ojos es la más sincera... pero, ¿que tal si nos autoengañamos?.
Las ventanas tienden a no abrirse del todo. Puede que sea un temor a que la habitación se enfríe, sin tener leña a mano ni hojas secas. Finalmente, todas las hojas son del viento, y éste, no siempre corre en la misma dirección.

4.2.07

Flotar

Indagar en el espacio solo porque sí. A solo horas, y ya pasó la vieja. Nada que hacer. No es como para que la indignidad aflore. Ya dije que sería lo último, y se asoma la idea. Una vaga. Igual las velas de San Expedito están encendidas. Una angustia me invadió, pero ya está pasando. De verdad que estoy feliz... por ti, aunque sé que no debiera estarlo. Porque no me importa, no me debiera interesar ni preocupar, porque es un tema que no me significará nada, pero que en él si pienso e imagino. El deseo no se hizo real, y que más da... si lo sabía. Sola me adentro en temas que creía cerrados, pero que al parecer no lo están del todo. ¿Es que acaso la imaginación puede ir más allá?. La conciencia no estará del todo tranquila. Kilómetros de distancia, y así tal vez debiera ser siempre. El otro tema... es un chiste. Al parecer sin un final completamente acabado ni pulido. Siempre pensé que sería una gran historia, pero al mirar mas profundamente, es sólo un día mas. La pura normalidad de una vida cualquiera. Considerando la cantidad de variables y "méritos", no debieran impactar los acontecimientos. Porque incluso un prisma brilla, un plato lavado con Quix brilla... ¿por qué no vas a brillar?. Y sin querer aparece el lado inconcluso, el que quería ver antes de partir. Una ráfaga de viento y las velas se apagan. Mientras, continúo viendo fotografías ajenas, dándole vuelta a la maribela con la energía que queda y se deposita...

28.1.07

Círculos

Una sensación, una idea, un pensamiento. Fluyó como un trozo de sandía por la garganta en pleno verano. Frescura. Un picaflor robando la dulzura de las flores. ¿Se te a volteado una botella de néctar?. Pegoteo como la polera en la espalda, durante una caminata por la tarde con el sol brillando en el cielo. Esos pasos que llevan consigo tranquilidad o histeria. El nerviosismo del paseo Ahumada. La cartera afirmada para no sufrir un lanzaso. Por eso mismo tal vez caminas rápido. Algunas veces te tientas de caminar lento y sentarte en alguna banca. Observar a la gente que camina. En navidad, repletas de bolsas. Temes que se acerque algún ente gritando "Cristo Vive". Te escapas. Uno de los tantos pasajes de la zona. Personajes ofreciendo libros y CD`s piratas. Ya tienes una gran colección de esos. El que buscas es chileno, y está entrando en el mercado. Optas por la buena acción del día. Te topas con el heladero, el tipo de las bebidas, y el que vende abanicos a $200. Hace un par de años lo compraste a $500. Aún lo usas cada verano. Piensas en comentar la buena calidad del producto, pero recuerdas el Canal de Compra con las baratas voces dobladas, y la máquina para hacer abdominales que siempre quisiste. Al fin, la esquina para descender. Sigues de largo. Al metro nuevamente, y el origen del principio. ¿La idea?... ninguna. Los pasos mandaron. Ya estarás en casa despegando el chicle, y limpiándolo de la plasta de perro de la vecina. Un respiro profundo... total, es buena suerte. Palabra de ineptos. Éxito suena mejor. Mas energía. Como la de las alas de la mariposa que roza su hombro. Ella la sigue, llega al parque, donde se ocultó por unos segundos días atrás. Llega al lugar de siempre, la atiende el tipo de siempre, y pide el café de siempre. Unas cenizas se depositan en el tazón como veleros en el océano. Nota el reflejo desde el 4º piso. La señal. Tal vez suerte sea la palabra para la ilusión del momento.

20.1.07

Gracias por venir

Quedamos de vernos en el café de la esquina. Los zapatos de tacón me daban cierta inseguridad, pero las ansias de ver sus ojos de frente, pudieron más.

Sentado en la misma ubicación de hace 6 años. La misma postura. Los anteojos le daban un toque intelectual exquisito. Miré su mano izquierda en búsqueda de argolla. Mi paranoia pudo más, y pasé también por la derecha. Me topé con el anillo de nuestra adolescencia, ese que compramos juntos en una feria artesanal de Horcón, el mismo que rozó mas de una vez mi espalda y cabello, mientras con su voz depositaba en mis oídos una de las tantas baladas que mecieron nuestros cuerpos bajo la luz de la luna.

Leía "Crónicas de Oriente". No pude evitar sonreír. Sus gustos se mantenían frescos en mi memoria.

El llamado de la noche anterior me dejó algo agitada. Lo imaginaba en Londres, cobijándose en alguna biblioteca de las tormentosas lluvias, o tal vez disfrutando del tabaco con un café sobre la mesa.

Sus cejas gruesas y atrayentes erizaron mi piel. Exactamente la misma situación de aquella vez en que hablamos por vez primera en el patio de la universidad. Tan expresivo, sereno, candente y tormentoso.

Pasé por su lado, y no me atreví a hablarle. A decirle que estaba allí, que no había olvidado su aroma ni su histeria. Que amaba la forma en que se movía en la cama, sus tostadas con miel, sus pasos agigantados, su tick al no saber que decir. Que extrañaba sus silencios y su respiración, que había olvidado sentir los latidos de mi corazón.

Continué el camino, hasta llegar al parque. Demasiados recuerdos. El barrio, él... estaba aquí.

Sentí un tirón por mi cintura.

Como dice Cerati... Gracias por venir




18.1.07

Gotas de miel, amanecer y un lugar

Ya es tarde. Las luces de la ciudad se fueron apagando lentamente. Solo unos puntitos rojos se ven. Un avión produce destellos amarillos. Todo se cubre por la luna.
Los autos dejan de circular lentamente. El ruido disminuye. Surge el sonido. A lo lejos, se aprecia una tenue luz anaranjada. Se confunde en el manto con el azul. Ambos se revuelcan como dos pinturas en un mezclador de colegio. No se si dicho encuentro es real, o si es parte de algo mas de mi imaginación. Puede que esté enfocándome en lo que ocurrirá en un par de horas más.
Los minutos corren, y el momento esperado no se concreta. Miro, veo, observo... y no, nada. Me rindo.
Las sábanas blancas están frias. La habitación invita a encender un incienso junto a un cigarrillo y velas. El bonsai se ve mejor bajo la luz tenue de la luna. Los rostros de los niños afganos toman otra expresión. Estuvo bien el contraste. Lindos marcos, lindos fondos.
El ambiente toma el aroma de Palo Santo. Recuerdo Machu Picchu, y su uso como remedio espiritual para purificación. Justo lo que necesitaba en estos momentos. Por mi mente también se cruza la estadía en una iglesia de New York, cerca del Rockefeller Center. US $1 cobraban por encender una varita. Puro negocio. Que manera de contrarrestarse el uso que por siglos le dieron los Incas.
Comienza la melodía. Por la ventana el anaranjado a tomado el dominio del cielo. Los pajarillos ya comienzan a cantar, y se vislumbra un día cálido y tranquilo.
Fue una noche agitada para mi corazón, pero tranquila para el espíritu. Mis ojos estaban por sobre los tuyos desde la altura. Tu ubicación no la sabía, pero si podía imaginarte cubierto por las plumas fucsias, mientras de Ricardo pasabas a ser Raquel.